Skip to Content

Saturday, October 19th, 2019
César Milani:  “A Ledo nunca lo vi en mi vida”

César Milani: “A Ledo nunca lo vi en mi vida”

 

«Qué pasó con Ledo, no sé… ¿quieren saber cuál es el destino de Ledo? Estoy convencido que   tienen que seguir la pista de inteligencia acá en Tucumán. Después apareció un testigo, Tello, que dice haberlo visto a Ledo con vida a fines de 1976 entrando a un centro clandestino de detención con tres personas. A Ledo nunca en mi vida lo vi», dijo Milani ante el tribunal, integrado por Gabriel Casas (presidente), Carlos Enrique Jiménez Montilla y Enrique Lilljedhal (subrogante)”.

Así lo expresó el ex jefe del Ejército enjuiciado en Tucumán, acusado de delitos de lesa humanidad cometidos contra el conscripto Alberto Agapito Ledo en 1976, negó haber encubierto desaparición de Ledo. Semanas atrás, fue absuelto aquí en La Rioja de las acusaciones por secuestros y torturas.

Los dos imputados son el ex jefe del Ejército César Milani, y el ex capitán Esteban Sanguinetti, quienes prestaron declaración este jueves en Tucumán en el juicio por los supuestos delitos de lesa humanidad cometidos contra el soldado riojano Alberto Ledo en junio de 1976 en Monteros, casi tres meses después del golpe de Estado.

«A Ledo nunca en mi vida lo vi», dijo Milani ante el tribunal, integrado por Gabriel Casas (presidente), Carlos Enrique Jiménez Montilla y Enrique Lilljedhal (subrogante).

A Milani, entonces subteniente del Batallón de Ingenieros de Construcciones 141 del Ejército Argentino, le atribuyen la confección del acta de deserción falsa de Ledo (falsificación ideológica de un documento público) y el encubrimiento de las violaciones de derechos humanos que aquel habría padecido.

La acusación se apoya sobre copias certificadas puesto que las actuaciones administrativas originales desaparecieron del Ministerio de Defensa de la Nación. «Ese documento fue armado y no sé dónde se sacó esa fotocopia», sostuvo el imputado. Y aseguró que el texto tiene «tantos errores groseros» que «nunca un subteniente podría haber cometido».

«Qué pasó con Ledo, no sé», agregó. «¿Quieren saber cuál es el destino de Ledo? Estoy convencido que tienen que seguir la pista de inteligencia acá en Tucumán. Después apareció un testigo, Tello, que dice haberlo visto a Ledo con vida a fines de 1976 entrando a un centro clandestino de detención con tres personas».

 

«Nunca encubrí, nunca torturé, no sé lo que es un centro clandestino de detención», aseguró. Luego se refirió a la familia del soldado Ledo: «me solidarizo con su madre porque percibo lo que debe ser que le saquen un hijo a los 20 años».

 

En cuanto a Sanguinetti, quien también declaró, fue capitán del Batallón de Ingenieros 141 y está acusado de haber participado en la privación ilegítima de la libertad y en el homicidio calificado (por alevosía y con el concurso premeditado de dos o más personas) del conscripto.

Anterior
Siguiente