Tras el escándalo que se desató por la reducción del aumento en los haberes de los jubilados, incluidos riojanos por parte de ANSeS, Mauricio Macri ordenó dar marcha atrás. Lo adujo “a un error técnico” y dijo que no cambiará funcionarios “porque aciertan más de lo que se equivocan”. El presidente había recibido críticas de todos los sectores políticos, incluso de legisladores propios como Lilita Carrió.

El presidente Mauricio Macri anunció en conferencia de prensa que anuló la resolución que modificaba la forma en que se calculaban los dos aumentos anuales que reciben los jubilados en virtud de la ley de movilidad y que le restaba 3.000 millones de pesos a los jubilados.

Según había informado la Anses el miércoles y ratificado el jefe de Gabinete Marcos Peña este jueves, el Poder Ejecutivo había modificado la reglamentación de la Ley de movilidad con el objetivo de solucionar “un error técnico” en el cálculo matemático. Esta actualización significaba un porcentaje menor de aumento de los haberes con respecto a la fórmula que se aplicaba antes.

“La resolución ya se anuló”, confirmó en torno a la controversia de la ANSES. Además, contó que se comunicó con Elisa Carrió que amenazó con pedir la renuncia de Emilio Basavilbaso, titular del organismo previsional. “Hablé con Carrió anoche, creo que se fue de viaje de vuelta, nos reuniremos la semana que viene. Hay que entender que comenzó en año electoral, hay que desarrollar más que nunca la tranquilidad, la fibra, no salirnos del eje, del día a día”.

En ese sentido, expresó que”mejor que destacar cosas conflictivas hay que destacar que se aprobó la ley de ART” a la que calificó como una “ley que va a generar futuro para los argentinos”.

Macri fue consultado, en la misma pregunta sobre Carrió, si había hablado con su padre del tema del Correo. “Mi padre y la doctora Carrió no congenian mucho, me ha tocado estar en el medio”, dijo y evadió responder sobre el patriarca del Clan Macri. “Mi padre es un capítulo aparte”, lanzó.

COMPARTIR NOTICIA:

Facebooktwitter