Así lo adminitió la Cámara Argentina de Supermercados, al sostener que esto fue consecuencia de la escalada que experimentó la divisa norteamericana y que se trasladó en el orden del 5 por ciento a los precios en góndola. La entidad  manifestó profunda preocupación  porque sus ventas siguen en baja y ratificó que lo único que puede solucionar el desmedido avance de los precios es poder frenar la inflación.

COMPARTIR NOTICIA:

Facebooktwitter