Tras la asunción de Donald Trump a la presidencia, Estados Unidos suspendió la importación de limones argentinos de manera temporaria por 60 días, informó el Departamento de Agricultura de ese país.

El domingo, el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, expresó su confianza se respetará los acuerdos firmados entre su país y Argentina el pasado año para la exportación de carne y limones.

E ministro pronosticó que los acuerdos que rubricaron el presidente argentino, Mauricio Macri, y su entonces par estadounidense, Barack Obama, no peligran a pesar de las medidas proteccionistas que pueda tomar Trump desde la Casa Blanca.

“Nada de eso va a suceder porque se han cumplido los pasos sanitarios y políticos, hay un derecho de oposición que se ejerce en el Congreso, y eso se ha superado. Estamos a la espera, pero cada país es soberano en cuanto a sus decisiones”, explicó el titular de Agroindustria.

El pasado 20 de diciembre, Argentina anunció que había logrado la luz verde de las autoridades sanitarias estadounidenses para poder volver a exportar limones al país norteamericano, donde la entrada de esos productos estaba prohibida desde hacía 15 años.

El país, que es uno de los mayores productores y exportadores mundiales de limones, solicitaba desde 2008 el permiso para regresar al mercado estadounidense, después de que en septiembre de 2001 se vedara el acceso a los EEUU por razones sanitarias.

Además, el pasado septiembre, el Gobierno aseguró que las gestiones para volver a exportar carne fresca de vacuno a Estados Unidos estaban avanzadas.

Estados Unidos, uno de los mayores importadores mundiales de carne de res, cerró su mercado a las carnes argentinas en 2001, a raíz de un brote de fiebre aftosa en el país suramericano.

Ante la continuidad del cierre de ese mercado una vez superado el brote, Argentina, uno de los mayores productores mundiales de carne bovina, acudió a la Organización Mundial del Comercio (OMC), que el año pasado falló a favor.

COMPARTIR NOTICIA:

Facebooktwitter